Formación en bicicleta: nuevo objetivo en las enseñanzas de educación primaria

Formación en bicicleta: nuevo objetivo en las enseñanzas de educación primaria

Por primera vez, la movilidad activa (en bicicleta y peatonal), pasa a formar parte de los objetivos de las enseñanzas mínimas en educación primaria. Tal y como recoge el RD 157/2022 publicado el 1 de marzo de 2022: en primaria se formará a los más pequeños en movilidad autónoma activa y saludable.

La movilidad activa (a pie y en bicicleta) es esencial para el desarrollo de los niños y niñas. La bicicleta, como el único vehículo que aporta el valor «saludable» a la movilidad segura y sostenible, dado que requiere una actividad física suave, ocupará un lugar central en la formación primaria.

Además, la formación no solo aborda el uso de la bicicleta como medio de transporte cotidiano, también en los espacios naturales y para la práctica deportiva. Un avance que se viene reclamando desde asociaciones ciclistas, de padres y madres, así como otros colectivos sociales desde hace muchos años y que finalmente cuaja en España.

La bicicleta en los objetivos de las enseñanzas mínimas en educación primaria

«La Educación Primaria contribuirá a desarrollar en los niños y las niñas las capacidades que les permitan (…): Desarrollar hábitos cotidianos de movilidad activa autónoma saludable, fomentando la educación vial y actitudes de respeto que incidan en la prevención de los accidentes de tráfico»

Además, en el marco de las competencias se promoverá que:

  • Conozcan e interioricen las normas básicas para la convivencia en el uso de los espacios públicos, especialmente como peatones o como usuarios de los medios de locomoción, tomando conciencia de la importancia de la tanto para las personas como para el planeta.
  • Alfabetización cívica: Seguridad vial. La ciudad como espacio de convivencia. Normas de circulación, señales y marcas viales. Movilidad segura, saludable y sostenible como peatones o como usuarios de los medios de locomoción.
  • Estilos de vida sostenible. El consumo y la producción responsables, la alimentación equilibrada y sostenible, el uso eficiente del agua y la energía, la movilidad segura, saludable y sostenible, y la prevención y la gestión de los residuos.

Entre los saberes básicos:

  • Educación vial para bicicletas. Movilidad segura, saludable y sostenible.
  • Educación vial para peatones. Movilidad segura, saludable y sostenible.
  • La educación vial desde la actividad física y deportiva. Movilidad segura, saludable y sostenible.
  • Transporte activo, seguro y sostenible: bicicletas, patines, patinetes.
  • Previsión de riesgos de accidente durante la práctica en el medio natural y urbano: valoración previa y actuación.
  • Práctica de actividades físicas en el medio natural y urbano.
  • Cuidado del entorno próximo y de los animales y plantas que en él conviven, como servicio a la comunidad, durante la práctica de actividad física en el medio natural y urbano.

Sin duda, un avance en formación para los niños y las niñas en movilidad activa es la mejor noticia para la sociedad. La formación para circular en bicicleta, se debe garantizar desde la escuela.