ASECOS: soluciones para la bicicleta eléctrica

El uso de la bicicleta no ha dejado de crecer en la última década, pero si algo destaca en los últimos 5 años es el enorme auge del uso de la bicicleta eléctrica. Las cifras que AMBE publica anualmente no dejan lugar a dudas, en menos de tres años, el número de bicicletas eléctricas en las calles y carreteras de España se ha duplicado hasta superar las 900.000 unidades.

La bicicleta eléctrica ha llegado para quedarse y sus beneficios ya se hacen patente: los estudios más recientes reflejan que quienes usan la bici eléctrica lo hacen más a menudo y para distancias más largas lo que tienen un impacto enormemente positivo en la salud (actividad física más a menudo, suave y prolongada) y para el medio ambiente (muchas familias sustituyen el segundo coche por una bicicleta eléctrica) lo que contribuye a la reducción de gases de efecto invernadero.

Sin duda, las ventajas superan los retos que también nos plantea un vehículo que contiene baterías de litio por lo que hablamos con Carlos Rodríguez de ASECOS para conocer algunos consejos que nos permitan sacar el mayor rendimiento a la revolución eléctrica del sector, reduciendo riesgos y aumentando beneficios.

¿CUÁL ES LA EXPERIENCIA DE ASECOS EN EL SECTOR?

En Asecos contamos con más de 25 años de experiencia en el sector de la seguridad y la protección del medio ambiente. Fuimos la primera empresa en desarrollar el primer armario de seguridad con resistencia al fuego de 90 minutos para el almacenamiento de productos químicos inflamables. Esta tecnología pionera llevó a la creación de una norma europea, la EN 14470-1, que hoy en día se ha convertido en un estándar en toda Europa y que además en España es la base de la APQ10 (el reglamento de almacenamiento de productos químicos para el almacenamiento de productos inflamables).

Hace aproximadamente 6 o 7 años varias empresas del sector contactaron con algunas de nuestras filiales en busca de una solución para poder almacenar de forma segura las baterías de iones de litio que utilizan las bicicletas eléctricas. Estas baterías se han vuelto muy populares porque ofrecen numerosas ventajas al usuario: tienen una mayor densidad de energía, una mayor eficiencia y un ciclo de vida más largo. Sin embargo, una de las desventajas que presentan estas baterías es que utilizan un electrolito que es altamente inflamable y en ocasiones pueden ocasionar problemas si no se tratan de forma adecuada.

Tras analizar la situación, en Asecos nos dimos cuenta de que esta misma tecnología que usamos se podía aplicar de la misma manera al almacenamiento de las baterías de iones de litio, así que decidimos desarrollar un nuevo armario partiendo de uno de nuestros modelos más exitosos: el armario Q-Line. La idea era aprovechar toda nuestra experiencia y nuestro know-how para poder ofrecer a las tiendas y talleres de bicicletas una solución de protección contra incendios para los procesos de carga de las baterías, que es cuando estadísticamente se producen un mayor número de incidencias.

Y es que a pesar de que hoy en día las baterías de litio son sistemas de almacenamiento de energía bastante seguros y que los fabricantes hacen el máximo posible para garantizar la calidad y la seguridad de todos sus componentes, la realidad es que el uso diario de esas baterías puede ocasionar determinados daños, bien por una mala utilización del usuario, bien por algún defecto o daño de la batería. De hecho, las baterías dañadas pueden, bajo ciertas circunstancias, incendiarse espontáneamente o volverse inestables y explotar cuando se calientan. Sin ir más lejos el año pasado se produjeron en Alemania alrededor de 60.000 incendios causados por fuego eléctrico. De esos 60.000 incendios, aproximadamente el 10% tuvieron relación directa con las baterías de litio.

Por este motivo, y gracias a nuestra dilatada experiencia en la fabricación de armarios de seguridad, fuimos capaces de desarrollar un armario especialmente orientado al almacenamiento y la carga de baterías de litio con doble resistencia al fuego de 90 minutos: resistencia al fuego del interior al exterior (certificación EN 1363-1) y resistencia al fuego del exterior al interior (certificación EN 14470-1).

¿A QUÉ RETOS NOS ENFRENTAMOS CON EL AUGE DE LA BICICLETA ELÉCTRICA?

Es evidente que el uso de la bicicleta eléctrica se ha popularizado en los últimos años ya que las e-bikes se han presentado como una alternativa muy atractiva y ecológica frente a otros medios de transporte tradicionalmente contaminantes. Además, en los últimos años, la bicicleta eléctrica se ha posicionado como uno de los vehículos eléctricos más vendidos en España y el uso de las baterías de litio ofrece actualmente una de las soluciones de almacenamiento de energía más útiles gracias a la enorme cantidad de energía que pueden acumular y a su diseño compacto y ligero.

De hecho, el sector de la bicicleta ha sido uno de los que ha liderado el crecimiento en el uso de baterías. Sin embargo, a pesar de que hoy en día las baterías de litio ofrecen unos altos estándares de calidad y seguridad, también plantean una serie de retos debido a su alta densidad de energía, ya que en ocasiones aisladas pueden llegar a provocar incendios o incluso explosiones en determinados casos. Las causas más comunes suelen ser daños mecánicos, descarga en profundidad, sobrecarga térmica o sobrecarga eléctrica.

Por ello, uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos es precisamente el de garantizar la máxima seguridad posible tanto a los usuarios de la bicicleta como a las empresas del sector, ya que debido al enorme aumento de las ventas de bicicletas eléctricas hemos visto que también han aumentado las incidencias relacionadas con las baterías de litio que utilizan. Sin ir más lejos, en Nueva York se han producido más de 40 incendios provocados por bicicletas eléctricas en los últimos 4 meses.

Con esto no quiero decir que las bicicletas eléctricas no sean seguras, sino que toda precaución es poca y por lo tanto es necesario ser conscientes de los riesgos que implican las baterías de litio para poder adoptar las medidas de seguridad necesarias y prevenir este tipo de accidentes que cada vez son más frecuentes en nuestras ciudades.

Por eso es de vital importancia saber qué precauciones hay que tomar a la hora de manipular, almacenar o cargar las baterías de las e-bikes. Una de nuestras recomendaciones es leer detenidamente las indicaciones de seguridad que los fabricantes incluyen en el manual de instrucciones de las bicicletas eléctricas para hacer un uso adecuado de las baterías.

Otra recomendación es la de revisar periódicamente el estado de la batería, especialmente en el caso de sufrir una caída o un golpe con la bicicleta. En estas situaciones es importante comprobar que la batería no esté dañada antes de ponerla a cargar. Si la batería se calienta en exceso o se hincha conviene desecharla inmediatamente y sustituirla por una nueva, ya que es un claro indicio de que algo no va bien.

Y por supuesto evitar dejar la batería expuesta al sol durante tiempos prolongados, ya que las altas temperaturas y las fuentes de calor pueden provocar serios daños en las baterías, especialmente durante los meses de verano. También es conveniente usar siempre baterías y cargadores originales y homologados y no dejar cargando la batería toda la noche o de forma desatendida durante el día.

¿QUÉ SERVICIOS OFRECÉIS DESDE ASECOS?

Desde Asecos ofrecemos asesoramiento profesional al sector de la bicicleta a la hora de identificar el correcto almacenamiento de las baterías de litio que utilizan las e-bikes de manera que se puedan cumplir las pautas que puedan exigir las compañías aseguradoras a la hora de proporcionar la cobertura.

Además de las recomendaciones y consejos de seguridad, a nivel de producto ofrecemos un concepto de seguridad 360 que brinda a la industria de la bicicleta la oportunidad de cargar y almacenar las baterías de las bicicletas eléctricas de forma segura y sin supervisión gracias a nuestros armarios de seguridad ION-Line, que cuentan con los siguientes elementos de seguridad:

  • Doble resistencia al fuego certificada de 90 minutos tanto del interior al exterior como del exterior al interior según UNE EN 14470-1 y UNE EN 1363-1.
  • Sistema de evacuación integrado para trasladar el armario a un lugar seguro en el exterior gracias al zócalo de transporte mediante transpaleta o carretilla.
  • Ventilación técnica integrada para evitar la acumulación de calor en el interior del armario durante los procesos de carga.
  • Detector de humo, sensor de temperatura y supresor de incendios que se activa automáticamente en caso de incendio.
  • Alarma visual y acústica. Envío de alarma al sistema de gestión del edificio, central de alarmas o dispositivos móviles via SMS, llamada o email.

Los armarios de seguridad ION-Line de Asecos ofrecen una mayor seguridad a las tiendas y talleres de bicicletas durante los procesos de carga de las baterías de litio, ya que estos procesos de carga acostumbran a realizarse sin ninguna clase de supervisión, por lo que nuestras soluciones son especialmente adecuadas cuando se ponen a cargar muchas baterías al mismo tiempo.

Lo mismo ocurre con la actividad de muchas empresas de alquiler de bicicletas y movilidad compartida que precisan justamente de un almacenamiento seguro de las baterías para garantizar la seguridad ya que estas empresas también cargan muchas unidades a la vez y tienen una responsabilidad civil, por lo que deben tomar medidas y delimitar zonas de carga para evitar problemas. Esto es importante y esencial porque una batería de litio puede encenderse por sí sola si está dañada o es defectuosa.

Por ese motivo, la transmisión de las alarmas es algo indispensable en caso de emergencia, especialmente cuando el armario está desatendido por las noches o los fines de semana, ya que es la única manera de detectar rápidamente cualquier incidencia e iniciar las contramedidas oportunas para evitar posibles daños en las instalaciones.

En nuestra página web es posible encontrar mucha más información de las soluciones que ofrecemos para el almacenamiento activo y pasivo de las baterías de iones de litio. También es posible solicitar de forma gratuita el libro blanco de las baterías de litio donde recogemos todas las recomendaciones y consejos de seguridad a través de info@asecos.es

¿QUÉ PREVISIONES DE CRECIMIENTO TENÉIS Y CUÁLES SON VUESTROS PLANES PARA 2023 EN ESPAÑA?

Las previsiones de crecimiento que tenemos en España son importantes ya que las baterías de litio están cada vez más presentes en nuestras vidas, tanto en el ámbito doméstico como en el ámbito profesional.

Dado que comercializamos todos nuestros productos a través de nuestros distribuidores, uno de los objetivos marcados para el 2023 es el de ampliar nuestra red de distribución con nuevos distribuidores que sean bien conocidos dentro del sector y que tengan una buena reputación en la industria de la bicicleta. En ese aspecto nos gustaría seguir el ejemplo de nuestra filial en los Países Bajos que viene trabajando desde hace años con reconocidos distribuidores del sector que además de sus propios productos (bicicletas, repuestos para bicicletas y equipamiento de taller) distribuyen también nuestros armarios para baterías a través de sus portales y han contribuido al enorme crecimiento y al éxito de las ventas de nuestros armarios ION-Line.

En el siguiente video podemos ver el testimonio de un cliente satisfecho. En este caso se trata de una gran empresa de alquiler de bicicletas en las Islas Wadden (Holanda) que actualmente cuenta con 15 armarios de baterías y un gran contenedor modular.

Para nosotros es muy importante también la formación del personal de prevención de las empresas ya que nuestro principal objetivo es el de garantizar el almacenamiento adecuado y la manipulación segura de las sustancias peligrosas en la vida laboral diaria.

Dado que nuestra máxima prioridad es conseguir la mejor protección posible de las personas y del medioambiente, hemos decidido ampliar nuestra oferta formativa para el año que viene con nuevos cursos y seminarios que aportarán un mayor conocimiento especializado en este campo e irán enfocados a diferentes grupos objetivo en función del perfil de grupo al que van dirigidos.

Finalmente, como en la actualidad no existe una regulación específica que indique a las empresas como deben tratar las baterías de litio que tienen en sus instalaciones, desde Asecos estamos trabajando junto con el comité técnico de BEQUINOR en la redacción de un documento que servirá como fuente de consulta para el correcto almacenamiento y uso de las baterías de litio y sentará las bases de cara a una futura legislación específica en España.

No se admiten más comentarios