España, a la cola de Europa en ayudas a la compra de bicicletas

En Europa existen casi 300 iniciativas públicas que apoyan la compra de bicicletas y bicicletas eléctricas por parte de los ciudadanos, empresas y entidades públicas. El principal objetivo: promover una movilidad más sostenible, segura y saludable. ¿En qué consisten estas ayudas y cuáles existen en España?

Según los últimos datos de la Federación Europea de Ciclistas (ECF), en toda Europa existen casi 300 mecanismos de ayuda a la compra de bicicletas eléctricas.

Áreas geográficas:

Las ayudas disponibles son locales, regionales y estatales. Entre los estados miembros de la Unión Europea, la práctica totalidad ofrecen ayudas a nivel estatal para la adquisición de bicicletas y bicicletas eléctricas: Austria, Bélgica, Croacia, Chipre, Finlandia, Francia, Alemania, Portugal, Grecia, Italia, Hungría, Lituania, Malta… lo que sitúa a España como prácticamente el único gobierno nacional que no apoya la adquisición de estos vehículos más sostenibles, saludables y seguros. Además de los gobiernos nacionales, docenas de regiones y municipios en Europa apoyan este tipo de medidas.

¿Qué tipos de bicicletas se pueden adquirir en europa con estas ayudas y quién puede recibirlas?

Todo tipo de bicicletas: desde bicicletas convencionales a bicicletas eléctricas, pasando por bicicletas de carga (para logística, sean eléctricas o no). Además, este tipo de ayudas está destinada a los ciudadanos pero también a empresas y administraciones públicas que deseen comprar flotas de vehículos o usar bicicletas para la logística de última milla.

¿Cuáles son las cantidades y condiciones?

Varían mucho entre diferentes países. Desde los 2.500€ para adquirir una bicicleta de carga eléctrica en Alemania a los 100€ por bicicleta convencional en Portugal. ¿Las condiciones? En muchos casos, para las bicicletas eléctricas se exige que cumplan con los requisitos EPACs (bicicletas de pedaleo asistido):

  • Potencia nominal continua máxima inferior o igual a 250 vatios.
  • No podrá ser propulsado exclusivamente por medio de ese motor auxiliar.
  • La potencia del motor disminuirá progresivamente y se interrumpirá antes de que la velocidad del vehículo alcance los 25 km/h o si el ciclista deja de pedalear

También en algunos casos se establecen precios máximos o mínimos de estos vehículos, accesorios (por ejemplo luces) o porcentaje máximo que se puede subvencionar sobre el precio total.

¿Y España, por qué es diferente?

En España disfrutamos de algunos ejemplos muy positivos a nivel autonómico, metropolitano y local: los gobiernos de la Comunidad de Madrid, País Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana, Área Metropolitana de Barcelona y algunos ayuntamientos (Madrid o Bilbao) han establecido ayudas a la compra de bicicletas para particulares, empresas y administraciones públicas.

Sin embargo, el Gobierno de España continúa siendo uno de los pocos en Europa en no apoyar este tipo de iniciativas, a pesar de las ventajas sociales y económicas de dicha medida: apoyo al empleo en el sector, lucha contra el cambio climático, desarrollo de la industria española de la movilidad sostenible, mejora de la movilidad en nuestras ciudades y de la salud.

¿Qué solicitamos al Gobierno de España?

Un plan de ayudas estatal específico para la bicicleta:

  • Incluyendo ayudas a todo tipo de bicicletas: convencionales, eléctricas y bicicletas de carga para ciclologística.
  • Una asignación presupuestaria anual.
  • Abierta a empresas, administraciones públicas y particulares.
  • Desde 2.500€ para la compra de una bicicleta de carga eléctrica hasta un mínimo de 300€ para la compra de una bicicleta convencional (o un máximo del 50% de su precio)

Consulta ejemplos de ayudas disponibles para la compra de bicicletas y bicicletas eléctricas en España:

Un comentario

  1. Pingback: 2021: un año trepidante – Asociación de Marcas y Bicicletas de España

No se admiten más comentarios